Somos Laura y Erica, amigas y socias (en ese orden)

En un mundo moderno y digital, las invitaciones impresas son cada vez más una pieza única de diseño. Las invitaciones no son sólo informativas, sino que tienen un valor agregado; ese objeto representa el evento y todo lo que ese evento significa para la persona que la compra. Nos encanta ser las responsables de diseñar y manufacturar este objeto único y nos lo tomamos muy en serio!

Cuando nos conocimos nunca nos imaginamos que ibamos a tener este hermoso trabajo en nuestra propia empresa.
En el 2006 estudiábamos Artes Multimediales en el IUNA y nos hicimos amigas muy pronto. Siempre estábamos haciendo chistes y payasadas juntas. Sabíamos que queríamos hacer algo juntas, pero no sabíamos si un podcast, una obra de teatro, una gráfica o un refugio de animales… ¡teníamos tantas cosas en común que era difícil elegir una sola!

Preparadas… listas… ¡YA!

Decidimos que teníamos que hacer ALGO. Así que empezamos con un mini estudio de diseño: Erica era la encargada de la gráfica y Laura de los sitios web. Si bien Laura sabía de sitios web, esto no era lo que más le apasionaba y siempre terminaba estresadísima y con alguna que otra lágrima en el medio. Pronto el trabajo se volvió muy estresante y difícil, y decidimos abandonarlo.

Después trabajamos juntas en una imprenta en Moreno, un lugar bastante feo; no había aire acondicionado (mentira, sí había aire pero el dueño no nos dejaba ponerlo en menos de 25 grados para que no gastara mucha electricidad), ni tampoco estufa. Ni siquiera teníamos un lugar donde sentarnos o estar tranquilas un segundo, así que nos metíamos en el depósito que estaba lleno de resmas para tomar un té y no congelarnos.

Luego de mucho esfuerzo y tiempo ahorrando tuvimos la oportunidad de cumplir uno de nuestros sueños: abrir una gráfica en el centro de San Miguel. La llamamos “Miú diseño e impresión”.

¿Y la gráfica fue todo lo que soñamos y fuimos felices para siempre?

SPOILER: NO.
Siempre estuvimos muy agradecidas por el trabajo que entraba, pero seamos realistas: trabajar en una imprenta es medio un embole. Estuvimos dos años armando folletos, comandas, tarjetas personales y una cantidad inmensa de impresiones aburridísimas. Nos dábamos cuenta de que nos encantaba diseñar, pero a nuestros clientes regulares no les interesaba el diseño. El que busca un volante no quiere que sea el diseño más precioso del mundo, quiere que diga “Peluquería Pepito” bien grande y nada más.

Pronto una lucecita al final del túnel

Empezaron a pedirnos invitaciones, y ahí fue cuando descubrimos nuestro fuerte. Quien busca invitaciones, busca que sean las más hermosas. Tiene conceptos, ideas, quiere plasmar un montón de sentimientos y emoción que le genera este evento en un trozo de papel, ¡y en eso somos buenas! Las invitaciones nos dejan ser creativas, y se forma un vínculo muy especial con el cliente. Además, quien busca invitaciónes está felíz, está festejando, y eso nos empezó a rodear de muchísima positividad.
Fuimos decorando cada vez más nuestro local y comenzó una importante
transformación.

Chau chau local

Nos dimos cuenta que teniendo un local que fue una gráfica nos generaba un
problema: queríamos dedicarle tiempo a la entrevista con los clientes de invitaciones, pero seguía entrando gente pidéndonos tarjetas personales, volantes, folletos, no, ese no, el más barato, ¿si lo hago más chiquito cambia el precio? ¿Cuál es el papel más fino que tienen? ¿Cargan la SUBE? Esto nos demandaba mucho tiempo que no podíamos dedicar a nuestros clientes de invitaciones.
Así que decidimos cerrar el local y mudarnos a una oficina con un showroom donde recibir a nuestros clientes.

La segunda mudanza

Luego de un año y medio en la oficina, un lugar que amamos con todo nuestro
corazón, nos percatamos de que el 90% de las ventas que realizábamos se
concretaban online. No hacía falta recibir gente en un showroom, nuestras
recomendaciones y fotos de trabajos hablaban por sí solos y la gente confiaba y nos compraba directamente.

Pasamos de recibir 3 a 5 clientes por semana en nuestro showroom a recibir 2 o 3 por mes. Y las ventas no disminuyeron, ¡al contrario, aumentaron! Ahora nos encontrábamos con el problema de que no podíamos dedicarle el suficiente tiempo a nuestros clientes porque estábamos viajando a la oficina (que nos quedaba lejos de nuestras casas), y que íbamos todos los días a la oficina a trabajar porque sentíamos que si no usábamos el espacio estábamos tirando la plata del alquiler. Hasta que nos dimos cuenta de que ¡la estábamos tirando!

Era mejor dedicar ese tiempo y ese dinero a mejorar el producto que ofrecemos así que nuevamente empacamos todo y nos fuimos!

El 2018 nos encontró con un proyecto mucho más grande de lo que habíamos imaginado en un principio.

Queremos ser el portal de invitaciones más grande de Argentina, donde compartir nuestra experiencia en el rubro con ustedes y ayudarlos a conseguir ese producto o concretar esa idea. Sabemos que lo digital es el futuro y es allí hacia donde nos dirigimos. Ofrecemos productos impresos y digitales para satisfacer a todo el mercado.

Las invitaciones tienen que ser una solución, no una preocupación

Estamos enfocadas en ser un negocio 100% online, ofreciendo herramientas para diseñar tus propias invitaciones online con la mejor atención personalizada. Si querés que las invitaciones lleguen impresas a tu casa tenés la opción de comprarlas así, pero si en cambio preferís hacerlas vos misma para abaratar los costos te ayudamos con nuestros tutoriales e imprimibles.

Nos apasiona absolutamente lo que hacemos y nos encanta poder dedicarnos a esto. Es por ello que estamos siempre dispuestas a cambiar lo necesario para ofrecer la mejor experiencia al cliente, desde que nos encargan los productos hasta que los reciben. También nos encanta tener este espacio donde ayudar a todo el que lo necesite a tener sus invitaciones, ya sea ofreciendolas terminadas o mostrando con tutoriales como hacerlas en casa.

¡Estamos muy felices de poder compartir con el mundo lo que nos apasiona!

Sobre Erica

Sobre Laura

×
¡Escribinos por whatsapp!